ABORTO

Un tema polémico durante las últimas décadas, las opiniones se dividen en varios bandos, que van desde la aceptación hasta la total oposición, sin embargo, el aborto es una realidad a la que se enfrentan las mujeres del mundo, y es también, en muchos lugares del mundo, un derecho que pueden ejercer.
El aborto se define como la interrupción del proceso de gestación, es decir, se trata de la interrupción del embarazo, motivado ya sea por razones personales o bien por razones de salud. Si la terminación prematura del embarazo se da de una manera espontánea se conoce como aborto involuntario, si se realiza artificialmente por razones médicas entonces se trata de un aborto médico, cuando es realizado de manera clandestina, sin supervisión médica se trata de un aborto ilegal.
Se pueden distinguir dos tipos de aborto, la primera es la interrupción voluntaria del embarazo, que puede ser realizarse hasta la duodécima semana debido a la falta del deseo del embarazo. Y la interrupción médica del embarazo que puede realizarse hasta un máximo de nueve meses en caso de peligro de vida para la madre, o bien por la presencia de una enfermedad incurable del feto.
Existen diversos métodos para como abortar considerados como legales, dentro de dichos métodos hay dos tecnologías médicas que son consideradas como las más seguras ya que durante los años han permitido un aborto en buenas condiciones.
El primer método es el llamado de dilatación y curetaje, que se puede aplicar en un embarazo de menos de tres meses. Durante la primera fase de la operación se dilata el cuello del útero para permitir la entrada de instrumentos que se encargarán de extraer el embrión y la placenta. La dilatación se puede hacer con instrumentos dilatadores de metal o de plástico que se introducen a través de la abertura del cuello uterino, la expansión se va realizando gradualmente y una vez que el cuello está abierto se utiliza una cureta -un pequeño instrumento en forma de cuchara- para raspar las paredes del útero y aflojar los desechos del feto y de la placenta. Esta operación deberá ser realizada por personal altamente calificado y en condiciones óptimas ofrecidas por la salas de hospitales bien establecidos, para evitar posibles complicaciones o riesgos que pueden llevar a la muerte de la mujer.
El segundo método es el llamado método de aspiración, que se puede usar hasta el segundo mes de embarazo, es un método sencillo donde se hace uso de un espéculo para abrir la vagina y un pequeño tubo flexible denominado cánula que se encuentra conectado a una jeringa. Se provoca un vacío en la jeringa para liberar el sistema de bloqueo, a partir de esto se ejecuta la aspiración de los contenidos del útero en la jeringa vacía, la succión se realiza hasta que el útero esté vacío. Este método es simple y seguro, y toma unos diez minutos aproximadamente, es más accesible económicamente que el de dilatación y legrado y además requiere menos equipo.
Existen otros métodos que generalmente son utilizados por personas que se encargan de realizar abortos ilegales, son variados y peligrosos ya que incluyen el uso de productos químicos, objetos afilados y plantas. Estos métodos pueden causar lesiones graves en los órganos sexuales internos, infertilidad y la muerte en casos más extremos.

EL ABORTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>